Envío gratis en compras superiores a $100.000 COP

   Contacto

Envío gratis en compras superiores a $100.000 COP

   Contacto

Envío gratis en compras superiores a $100.000 COP

Dr. Martens atrae a personas que comparten el mismo espíritu. Personas auténticas que se ponen de pie por algo. Personas que poseen un sentido del orgullo y de auto expresión. Personas diferentes.

A nivel de estilo, la silueta simple de Dr. Martens permite a quien las lleve puestas adoptar las botas y zapatos como parte de su individualidad y de su estilo único, en un sentido práctico, su famosa durabilidad y confort las hacen ideales para el mundo de los escenarios, los festivales, la moda casual que no da tregua, y finalmente a nivel emocional como una insignia de actitud y empoderamiento.

Sin embargo, no siempre fue así Dr. Martens fue originalmente un modesto calzado de trabajo que incluso fue vendido como zapatos y botas para jardineros en alguna época. Pero, ¿cómo es que esta bota de trabajo se transformó en la marca más relevante a nivel cultural hoy en día? Esa es una historia tan interesante como única.

EL COMIENZO DE UN ÍCONO
QUE NACE DE LA TRADICIÓN Y LA AUTENTICIDAD

1901

En 1901, la familia Griggs era conocida por fabricar botas en un pequeño pueblo en Wollaston, Northamptonshire, ubicado en el centro del Reino Unido. Ellos estaban en el corazón de la industria inglesa de calzado y durante seis décadas los zapatos Griggs ganaron una sólida reputación, fueron conocidos por ser botas de trabajo que se caracterizaban por su durabilidad.

EL COMIENZO DE UN ICONO
NACE DE LA INNOVACIÓN

1945

La historia salta entonces a la pos-guerra Munich, 1945 el Dr. Klaus Maertens un soldado de 25 años, mientras convalecía por haberse quebrado un pie creó una suela de cámaras de aire (En lugar de la tradicional suela de cuero) para ayudarse con su propia recuperación. Utilizando una horma y una aguja rescatadas de una vieja zapatería, Maertens hizo un prototipo de zapato y se la mostró a un amigo de la universidad que era ingeniero mecánico, el Dr. Herbert Funk.

Los dos se asociaron y utilizando algunos implementos militares en desuso empezaron a producir un calzado único. En 1947 inician una producción formal y al cabo de una década ya tenían un negocio en crecimiento que vendía en su mayoría a mujeres de edad avanzada. En 1959 deciden que era el momento para pautar en revistas de otros países el calzado revolucionario que habían inventado.

EL COMIENZO DE UN ÍCONO
NACE DEL INGENIO

1960

Mientras tanto en Inglaterra, la compañia Griggs era administrada por la tercera generación de la famila. Bill, junto con sus hermanos Ray, Colin y su hijo Max. Mientras miraban las páginas de una revista de negocios de la industria de la zapatería, Bill quedó atrapado por una publicidad alemana que ofrecía una innovadora suela de cámaras de aire.

Una licencia exclusiva fue adquirida y se realizaron algunos cambios claves incluyendo un desnivel en el talón que le daban un poco de altura a la suela, una distintiva costura amarilla, dos tonos en el borde acanalado de la suela y un patrón único que se marcaba en cada pisada. Las dos botas fueron marcadas con la palabra ¨Air Wair¨ que encajaba perfectamente con un heel loop en amarillo y negro ubicado en el cuello de la bota en donde también se la adicionaría el emblema de la marca ¨With Bouncing Soles¨ que traduce -¨Con Suelas de Rebote¨ (Basados en la propia letra hecha a mando de Bill Griggs) Toman su nombre por el día en que se introdujeron al mercado, Abril 1 de 1960, las botas 1460 Dr. Martens de 8 ojales habían nacido.

UN ÍCONO DE LA CULTURA

En 1960 la década en la cual nacen las botas Dr. Martens una oleada de cambios impresionantes empiezan a suceder, nuevas ideas, una convulsionada escena cultural y posteriormente una revolución social. Esta atmósfera radical también fue testigo de una moda exótica y extravagante, un extraño telón de fondo para el nacimiento de una bota de trabajo tan funcional… pero en ese momento Dr. Martens se preparaba para ir en contra de lo establecido.

"DURANTE LOS PRIMEROS AÑOS DE EXISTENCIA DE DR.MARTENS FUERON MUCHO MÁS QUE UNA BOTA DE TRABAJO QUE COSTABA 2 LIBRAS ESTERLINAS"

Inicialmente fueron usadas por carteros y trabajadores de fabricas. Los primeros años de existencia de Dr.Martens fueron mucho más que unas botas de trabajo que costaban 2 libras esterlinas. Vendiendo grandes cantidades a la clase obrera empezó a suceder algo increíble…

Sin ninguna advertencia, Dr. Martens fue de repente preferida por una naciente escena multicultural, amantes del ska de cabeza rapada quienes orgullosamente apoyaban y adoptaban el estilo de la clase trabajadora británica. Poco tiempo después Pete Townshend de la banda The Who se convirtió en la primera persona reconocida en utilizar unas botas Dr. Martens como símbolo de orgullo de la clase trabajadora y también símbolo de una actitud rebelde. Al hacerlo, tanto los cabezas rapada como Townshend alteraron el curso de la historia de la marca, transformando unas botas de trabajo funcionales en un ítem esencial dentro de las subculturas.

PARA EL FINAL DE LA DÉCADA LAS BOTAS SE HABÍAN CONVERTIDO EN EL SÍMBOLO DE LA AUTOEXPRESIÓN

1970

La década del glam, punk, los Two Tone y una emergente subcultura gótica hizo que la escena británica pudiera ver el nacimiento de incontables tribus urbanas. Cada nueva tribu naciente adoptaba las botas a su estilo y cada posición que surgía en contra de lo establecido continuaba siendo abanderado por el uso de Dr. Martens. Para el final de la década las botas se habían convertido en un símbolo de fuerza, de auto expresión y estaban arraigadas en el corazón de las jóvenes culturas británicas.

LA TENDENCIA DE LAS CHICAS DE COMPRARLA Y PERSONALIZAR UNA SIMPLE BOTA DE 8 OJALES

1980

Con las ciudades británicas plagadas de resistencia social y protestas anti-gubernamentales, las culturas juveniles se alzaron en las calles con apariencias mucho mas visibles como lo fueron los psycobilly, los grebo y los scooter boys.

Las ventas de las tallas pequeñas de hombre alertaron a Dr. Martens sobre la tendencia, las chicas compraban las botas de 8 ojales y las personalizaban (usualmente con flores). Al mismo tiempo los músicos de bandas de Hardcore que viajaban a Reino Unido de gira empezaron a llevarse algunos pares de Dm’s a sus casas a la costa oeste de Estados Unidos lo que haría que las subculturas americanas empezaran a adoptar la marca.

LA MARCA SE CONVIRTIÓ EN SINÓNIMO DE CULTURA DE FESTIVALES

1990

La música grunge le da la vuelta al mundo y en su recorrido se lleva a Dr. Martens. De regreso a Gran Bretaña, el Britpop se rebela contra la apatía de los llamados ¨chicos perdedores¨ pero lo hace con las mismas botas puestas, las 1460.

La movida emergente de nu-metal y los primeros emos ven aún como las nuevas generaciones musicales adoptan las botas. La marca también se convierte en sinónimo de cultura de festivales.

LA REVITALIZACIÓN DE LA FAMOSA MARCA COMIENZA

2000

Poco después de que la marca cumpliera 40 años, las ventas cayeron dramáticamente tanto que todas las fabricas de Reino Unido excepto una se cerraron para así evitar la bancarrota. En el 2003 la reanimación de la famosa marca comienza con los diseñadores de alta costura alrededor del mundo haciendo una re interpretación y personalizando la clásica bota 1460.

En 2007 el resurgimiento continua con la fabrica de Cobbs Lane en Northampton que volvía a producir las originales Dr. Martens hechas a mano.

CINCO DÉCADAS DAN TESTIMONIO DE UNA MARCA ADOPTADA POR DIFERENTES PERSONAS

2010

En la era de la globalización y las redes sociales, cada aspecto en el estilo de las jóvenes culturas y subculturas había cambiado. Aún diversos individuos, fanáticos y subculturas defendían a Dr. Martens, atraídos por su apariencia única, auténtica y alternativa en un mundo de homogeneidad.

En 2010 un Dr. Martens revitalizado celebra su aniversario número 50: Cinco décadas que dan testimonio de una marca adoptada por diferentes tipos de tribus, celebridades, músicos e individuos caracterizados por un pensamiento libre. -cada uno de ellos dándole un giro a ese par de botas o zapatos dentro de sus propias necesidades, su actitud y su identidad.

LA MÚSICA ES EL LATIDO DE LA MARCA

Sin música, Dr. Martens solo hubiera sido recordada como una bota para trabajadores.

Las tribus de música que utilizan Dr. Martens se han vuelto inseparables de la marca

HECHO COMO NINGÚN OTRO ZAPATO EN EL MUNDO